4 pasos para un branding político exitoso

Branding políticoCrear una marca es, sin duda, una de las herramientas más valiosa del mercado político y de los políticos en sí, y como tal ésta se convierte en el atractivo para el votante. El branding no es un slogan, ni mucho menos un prototipo, es la creación de una personalidad, una identidad la cual será posible transmitir si cumplimos con los siguientes pasos:

Puntos de paridad y puntos de diferencia:

La marca necesita ser creada a partir de una oferta para el consumidor establecida y diferenciada del resto. Como base debe contar con dos conceptos: los puntos de paridad y de diferencia. El primero hace referencia a las asociaciones con otras marcas políticas necesarias para que los votantes puedan elegir. Mientras que los puntos de diferencia son los atributos que los votantes vinculan con esa marca. Por ejemplo, cada branding político tiene como punto de paridad sus propuestas: crear posiciones de trabajo, mejoras económicas, salariales y sociales, etc; esto cumple el común de toda una sociedad. Los puntos de diferencia hacen que las propuestas se diferencien de las otras y es en esa diferencia donde se debe trabajar.

Autenticidad:

Está científicamente comprobado que se puede llegar a los votantes mucho más si la historia detrás de esa marca política es auténtica y lleva consigo un sincero compromiso a las propuestas realizadas. Esa autenticidad ayuda a generar confianza en un ambiente donde las promesas políticas abundan, además, si una historia es contada a partir de sus creencias y vivencias prima el vínculo emocional.

Embajadores de la marca política:

Toda marca necesita de un líder que pueda sostenerla y trasladarla a grandes masas. Para ello, este embajador de la marca debe contar con ciertos atributos como la inteligencia, la habilidad, el talento para hablar en público, etc. Esto es aún más importante hoy en día donde los medios de comunicación se ampliaron y congeniaron con los medios tecnológicos para alcanzar grandes audiencias.

El slogan de la marca:

Grandes marcas son conocidas mundialmente por sus slogans. Muchos de estos están grabados en las mentes de los consumidores. En la política pasa algo similar, los mensajes políticos pueden convertirse en la fuerza motora de las campañas políticas y sus seguidores. En el año 2008, Barack Obama llevó a cabo su campaña con el slogan ‘’Yes, we can” (Si podemos) el cual se impuso de manera muy memorable y con una gran repercusión por su simpleza y su poder en tan pocas palabras.

Entradas Relacionadas

Comments (1)

El poder motora esta en la expresión de un líder político, inteligentemente expresada

Comments are closed.