Cada vez más cansados de los políticos y las autonomías (España).

La desconfianza de los españoles hacia los políticos crece día a día. Así se refleja en los datos de la encuesta publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en la que se muestra que para el 26,9% de los ciudadanos es uno de los tres principales problemas actualmente en España, el porcentaje más alto desde que se realizan estos sondeos. Para el 79,3% de los ciudadanos, el paro vuelve a ser la principal preocupación, mientras la situación económica lo es para el 49,4%.

Las dos principales fuerzas políticas de dicho país reaccionan de forma similar ante esta situación, culpándose una a la otra. Desde los populares, el vicesecretario general de Organización, Carlos Floriano, asegura que “en época de crisis y después de gobiernos del PSOE hay una etapa de desprestigio de la clase política y luego cuando gobierna el PP y resuelve los problemas de los españoles, ese prestigio sube”. El dirigente popular ha recordado que “cuando se terminan las etapas del Gobierno del PSOE, desde el Gobierno socialista se emite un discurso tendente al titular todos son iguales, así que para qué vais a cambiar. No todos somos iguales y meter a todos los políticos en el mismo saco a lo mejor no se corresponde con la realidad”.

Desde la secretaría de Organización del PSOE, Óscar López ha dado una versión diferente opinando que el desprestigio de la clase política proviene del “rechazo general hacia una políticas concretas de PP basadas en mentiras y el recorte”.

Aunque los analistas políticos consultados subrayan que no se ha externado una sola autocrítica, ni de los unos ni de los otros.

Las encuestas del CIS arrojan que los españoles están “cada vez más cansados de los políticos y también de las autonomías”. En este último capítulo, el 40% de los españoles desean una centralización del Estado y devolver las competencias a las Comunidades. Mientras esto sucede, las autonomías siguen en lo suyo y tan solo en este año han aumentado sus plantillas en 9.600 personas, mientras el Estado y los Ayuntamientos reducían su número de empleados.

Existen repercusiones de lo ocurrido en la celebración del partido entre Barcelona y Real Madrid en Camp Nou, protagonizado por un mosaico que cubrió todo el estadio con los colores de la senyera y al minuto 17:14 por la exhibición de banderas independentistas y gritos a favor de la misma que fueron acogidos favorablemente.

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado que “hablar hoy de separaciones y quedarse fuera de todo, de España, de Europa u en la nada no es ni siquiera una opción ideológica, es un disparate de dimensiones colosales que no admitiré de ninguna manera”.

Información obtenida de: www.elimparcial.es.

Entradas Relacionadas