141 NE 3rd Avenue, Suite 400, Miami FL, 33132, USA

Discurso político: lo que debes hacer y lo que no

LO QUE DEBES HACER:

  • En primer lugar es hablar de algo que se tenga conocimiento y se esté seguro. Que el derecho a hablar sea llevado a cabo gracias a la experiencia de la persona que va a disertar. Es importante, además, hablar de cosas que a uno le apasionen. La audiencia es capaz de distinguir si el orador realmente tiene conocimiento gracias al simple hecho de poder hablar de un tema que realmente es apasionante e interesante para todos.
  • En una disertación, el contenido del mensaje es fundamental. Los temas tienen que tener una base, esa base puede ser, ya sea, haber experimentado de lo que se habla o que se haya trabajado en eso, tienes que poder probar lo que dices; y por sobre todas las cosas prepararse de manera adecuada.
  • Una ventaja de de estar al mando de la audiencia es que puedes manejarla y puedes hacer que ésta interactúe y que puedas retroalimentarte. Esta información es rica para el disertante y es de interés general. Es recíproca: No solo la audiencia aprende del orador, sino que éste aprende de su público.
  • En caso que la situación lo amerite, puedes utilizar el sentido del humor, manteniendo un registro acorde pero dándole un momento ameno al discurso. Este recurso es una buena herramienta para llegar al público y crear una conexión entre ambos. Puedes recurrir a anécdotas, analogías, experiencias, etc.

 

LO QUE NO DEBES HACER:

  • Algo que no debes hacer es leer durante un discurso, pues sonaría muy mecanizado, robotizado y la gente percibe eso al instante. Sin embargo, tampoco es bueno aprendérselo como si fuera un libreto, ya que quitaría credibilidad y carecería de naturalidad.
  • No debes hablar pensando en lo que solo a tí te interesa, debes preparar tu conferencia de modo tal que toques temas de interés de la población, por ello es muy importante estar preparado y analizar a la audiencia para saber que temas son más relevantes que otros, que expectativas tiene el pueblo, para así poder transmitir tus conocimientos.
  • La mayoría de los discursos cuentan con una presentación, un video, imágenes que acompañe al mensaje. Trata de evitar presentaciones aburridas, monótonas, monocromáticas. Este material se utiliza como soporte de la oratoria. En muchas ocasiones, las imágenes dicen más que las palabras. Sin embargo, no debes recargarla de información, esto puede crear confusión y sería una desventaja, más que una ayuda al habla.
  • Ten en consideración el uso de los gestos corporales. Muchos de ellos delatan los nervios y el miedo. Algunos gestos sobreactuados pueden llegar a transmitir algo que no es lo que, en verdad, se quiera decir.

Entradas Relacionadas