141 NE 3rd Avenue, Suite 400, Miami FL, 33132, USA

Érase una vez… el storytelling y la política

StorytellingHas experimentado la sensación de que un amigo te cuente una historia o anécdota y unas semanas más tardes se la vuelves a contar como si fuera tu propia experiencia? Resulta que es algo totalmente normal y a la vez, es una de las maneras más poderosa de captar la atención de las personas contando tus ideas y pensamientos. Durante muchos años, el storytelling o el arte de narrar historias ha sido uno de los métodos de comunicación más importante del marketing. Según Uri Hasson, profesional de psicología de la universidad de Princeton, narrar una historia es la única manera de activar partes del cerebro con el objetivo de que el oyente convierta esa historia en su propio pensamiento y experiencia. El storytelling se ha convertido en una de las estrategias de persuasión más utilizadas en los últimos tiempos.

Hace muchos años, exactamente 50 años, Martin Luther King Jr era una de las figuras políticas que tenía la capacidad de aplicar esta técnica y fue asi que movió masas con su ideología, sus pensamientos y vivencias. Hace 50 años “Tengo un sueño” fue el discurso más apasionante de la historia afroamericana basado en la idea de la igualdad, libertad y hermandad entre las razas.

El discurso es un claro ejemplo de la técnica de storytelling:

• Cuenta con varias partes como por ejemplo su estructura: como toda buena historia tiene un principio, un desarrollo y un desenlace. Martin Luther King comienza su discurso con la frase “Hace un siglo…’’ haciendo referencia a la Proclamación de la emancipación de Abraham Lincoln; luego, en el desarrollo vuelve al tiempo presente para reclamar que después de esos cien años los afroamericanos siguen sufriendo la discriminación y segregación; por último, MLK proyecta sus deseos en la frase ‘’Tengo un sueño” donde canaliza cada anhelo para su sociedad.
• El discurso está lleno de metáforas y analogías. Martin Luther King era todo un maestro utilizando analogías, el podía ponerle una carátula a cualquier expresión como por ejemplo llamar a las promesas rotas un cheque sin fondo. El uso de metáforas de imágenes es tan frecuente en el discurso que es posible imaginar en nuestra mente o incluso ver cada palabra que el mencionaba: ‘’…las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación…’’. Es por eso que el discurso no estaba acompañado de ninguna imagen.
• Toda gran historia lleva un gran acontecimiento. Todas comienzan con un incidente que descontrola la situación por completo. En este caso el incidente son las promesas rotas, el hecho que han pasado cien años desde aquel importante pronunciamiento del presidente Lincoln y la sociedad no cumplió con esa promesa.

El storytelling tiene como punto de partida contar esa historia que servirá para captar la atención del votante o del público del gobernante. En tres grandes rasgos significa poner una realidad, es decir, una anécdota real en una historia, permitirse verse como un ser humano con sentimientos y poder generar un vínculo de cercanía con la audiencia.

Entradas Relacionadas