Jenaro Villamil, el reportero que le sigue los pasos a Televisa y Enrique Peña Nieto

Durante cinco años, el periodista Jenaro Villamil ha investigado la vida del hoy presidente electo, Enrique Peña Nieto, principalmente en como su imagen fue transmitida desde la televisión desde las cadenas televisivas. Cuido y cultivo fuentes confiables que le proporcionaron documentos internos.

Jenaro Villamil ha escrito sin parar tanto en la revista Proceso, en su blog Homozaping y recientemente publicó un libro llamado: Enrique Peña Nieto, el gran montaje.

En donde plantea su tesis: el gobierno del mexiquense será un “presidencialismo de pantalla”. Esto último es el resultado de un cambio previo que falló. Pues durante los últimos dos sexenios (panistas) creció el poder mediático como apoyo para ejercer el poder ejecutivo. Vicente Fox quebrantó el presidencialismo y Calderón recurrió de manera excesiva la transmisión mediática de su imagen.  Según cifras oficiales llegó a gastar 19 mil 720 de pesos en comunicación social. Irónicamente termina su sexenio como el mandatario menos respetado y menos querido.

En una entrevista con el reportero yucateco señala que la comunicación política se confunde con la mercadotecnia, pues los políticos creen que al gastar más en spots, campañas e imagen, se comunican mejor. Esta confusión también se presentó en la campaña de Peña Nieto.

Con anterioridad los corporativos mediáticos se describían como “soldados del PRI” (Frase del Tigre Azcárraga), sin embargo desde el sexenio de Salinas de Gortari, los políticos pasaron a ser “soldados de Azcárraga”.

De las cosas que ha descubierto Jenaro Villamil sobre la imagen de Peña Nieto, son documentos que muestran el despilfarro de dinero. Miles de millones de pesos que le ha costado al país el mantener la imagen del presidente electo. La intromisión de Estados Unidos en las elecciones, comprando encuestadoras, convenios encubiertos de Televisa y Peña, la relación a las redes de corrupción de Arturo Montiel.

El periodista concluyó al decir que el poder que tiene la televisión tiene fecha de caducidad, gracias a la gran comunicación que existe a través del internet y el buen manejo de las redes sociales. Y paradójicamente, ahora que Televisa tiene más poder es cuando menos credibilidad tiene. Y a pesar de que las mayorías seguirán viendo Televisa, lo harán desde otro punto de vista, inclusive hay nuevas generaciones de votantes que ni ven televisión.

Información obtenida de la página www.vanguardia.com.mx;

Comments (1)

Todo mi respeto y admiración al trabajo que realiza,doy
gracias porque sigan existiendo periodistas valientes y
comprometidos como usted.

Comments are closed.