Las mujeres en la política en los siglos XX y XXI

mujeres en la política

El rol de las mujeres en la política siempre ha sido menor en comparación al de los hombres, no por desinterés ni falta de entendimiento de los asuntos que nos aquejan como sociedad sino que se ha visto relegada a ser la acompañante silenciosa del hombre durante demasiado tiempo. En la mayoría de los países americanos las mujeres no tenían ni voz ni voto hasta hace no tanto. Pero esta situación se ha revertido en los últimos dos siglos, sobre todo en los países del continente americano donde se han registrado los cambios más notorios en materia de inclusión femenina en los partidos políticos y se ha logrado la participación activa en el gobierno. Se logró que se cumpla una cuota de mujeres en el senado y en las listas de los partidos políticos y gracias al voto universal no se excluye a la mujer de las decisiones que afectan al país.

En países de Latinoamérica como Uruguay y Argentina el sufragio para esta parte de la sociedad solo se logró después de una intensa lucha, en los años 1927 y 1947 respectivamente como consecuencia de la insistencia de mujeres como Eva Perón quienes propulsaron la independencia de sus maridos o padres y concientizaron sobre la importancia de la toma de poder y de decisiones de las cuales podíamos ser parte. En otras partes del continente sin embargo, el voto se logró con mayor antelación, como es el caso de Estados Unidos, donde sus mujeres votaron por primera vez en 1920 gracias a los aportes de Carrie Chapman Catt quien logró que se reconociera la igualdad de géneros en ese país y abrió el camino para futuras generaciones.

Gracias al aporte de estas mujeres en la política es que ahora contamos con representantes gubernamentales como Hillary Clinton, que propuso mejorar la calidad de vida de los votantes con su iniciativa para la creación del Programa de Seguro Médico para Niños del Estado, la Ley de Adopción y
Familias Seguras, y la Ley de Independencia de Hogares de Guarda.

Otro ejemplo en este mismo país lo encontramos con la actual primera dama, Michelle Obama, quien enfocó sus esfuerzos en lograr consciencia en el servicio nacional para mujeres, promueve las artes y la formación artística y visita albergues y defiende ávidamente los derechos de las mujeres.

Si bien no ha sido fácil la tarea, los logros acumulados en estos últimos dos siglos en materia de inclusión política y social fue muy grande y sigue creciendo día a día gracias a la actitud valiente y desinteresada de millones de mujeres que luchan por un país mejor para todas y que buscan la unidad y el bienestar social de todos los sectores de la población.

Entradas Relacionadas