141 NE 3rd Avenue, Suite 400, Miami FL, 33132, USA

Los elementos estratégicos del mensaje político en una campaña electoral

mensaje político en una campaña electoral

Desde una visión simple, el mensaje es la razón por la que se debe votar por nuestro candidato y no por el oponente. Por lo cual es la respuesta a las preguntas ¿por qué estoy compitiendo?, ¿por qué razón votarán por nosotros y no por la competencia?

El mensaje no puede surgir de una ocurrencia, está claro que debe derivarse de la estrategia de campaña. Con la investigación del terreno político, de los actores, de los contrincantes, del candidato, del entorno y de la conformación de los votantes; se puede determinar el mensaje.
CP_facebook_modulo_14jun

Por lo que nuestro mensaje no lo debemos de ver sólo como un slogan, al contrario este último se desprende del mensaje rector de la campaña.

El mensaje de campaña debe proyectar que el candidato se preocupa por los problemas de los ciudadanos, que comparte sus preocupaciones por el país y tiene sus mismas esperanzas para el futuro. Además de que para lograr lo anterior, el candidato tiene un proyecto para mejorar la vida de los ciudadanos, que es específico, inmediato y factible, y si ellos lo apoyan con su voto puede llevarlo a cabo beneficiando a la sociedad.

El la selección del mensaje se debe ser congruente con el pensamiento que ha venido proyectando el candidato como persona y con el del partido por el cual contiende por un cargo político. Es más probable que un candidato de la línea liberal que demanda leyes más severas contra la discriminación de género se tomará más en serio, que uno del mismo partido que propone leyes más agresivas contra los grupos terroristas.

CP_facebook_modulo_17jun

Asimismo, se deben tomar a consideración aquellas encuestas que demuestran que los votantes piensan que existen campos en los que las mujeres se desenvuelven mejor que los hombres y viceversa. Por ejemplo, el cuidado de los niños y la búsqueda de una mejora en su nutrición encajan perfectamente con las creencias de los votantes si su emisor es una candidata madre de familia.

En conclusión, el mensaje debe involucrar el ánimo público; las debilidades del oponente y las fortalezas propias. Después de que se tenga el mensaje puede, realizar un ejercicio interesante: intente sustituir el nombre del candidato por el del oponente. Si el mensaje se aplica a él tan bien como a nuestro candidato, entonces es tan genérico que necesita ser afinado.

¿Qué resultados obtuviste? Compártelos con nosotros a través de nuestras redes sociales.

Entradas Relacionadas