141 NE 3rd Avenue, Suite 400, Miami FL, 33132, USA

Mal candidato y buena estrategia vs buen candidato y mala estrategia: ¿Qué es mejor?

cursos de marketing politico

La democracia es un sistema político imperante a nivel global mediante el cual los representantes políticos son elegidos por métodos electorales, es por ello que dentro de estas reglas del juego es de sumo interés para los partidos políticos y sus candidatos elaborar adecuadas estrategias de campaña para captar el mayor número de votos.

De esta manera a través de una estrategia se debe tratar de moldear las percepciones y opiniones de los electores, ello sin recurrir a la fuerza, a pesar de que el tema de campaña política este permeado por una connotación bélica como la propia estrategia tácticas : campaña, cuarto de guerra y enemigo, entre otras.

Es por medio del candidato político que el partido se vinculará más directamente con los ciudadanos, cumpliendo o no sus expectativas, lo cual lo llevará a ser elegido en las urnas solo sí representa la satisfacción de necesidades y esperanzas de la población.

Aunque la estrategia de campaña debe de ir más allá de tomar en cuenta al electorado como público objetivo, ya que las relaciones que en campaña llega a establecer un candidato no se reducen sólo a este rubro. El candidato político también interactúa con otros estratos sociales en específico, como son la clase empresarial, servidores públicos, académicos e inclusive de corte religioso, que le abrirán camino en la contienda electoral o lo restringirán.

Por lo que la sinergia entre buen candidato y buena estrategia de campaña es inherente si se busca verdaderamente el obtener un escaño político y no sólo el desvío de recursos financieros.

En general la base de un buen candidato es aquel que tiene principios políticos, que ofrece una oferta política viable, con un programa de gobierno económico y social equitativo, que privilegia el bienestar social y no el individual.

El considerar a la imagen del candidato como un factor determinante en el triunfo o fracaso de una estrategia de campaña es actual, aún en la década de los 60´s el triunfo de una campaña electoral estaba definido por tres factores básicamente: partidos políticos, fraude o estructura clientelar.

Es por la importancia de la imagen del candidato que todo aquel que desee involucrarse en las campañas electorales debe formarse para ello. Centro Político cuenta con una plantilla académica especializada en el tema que puede adentrarte de una manera profesional en ello. Entra a nuestro sitio www.centropolitico.org y conócenos.

Entradas Relacionadas