Neuromarketing: Publicidad Subliminal

Todos o a casi todos han estado en la situación de: Es que no se en qué me gasté el dinero. Esto se debe a que la mayoría de las decisiones relacionadas con compras son inconscientes o en palabras un poco más simples, no nos damos cuenta. Conceptos como: Aprendizaje, conducta, memoria, sensación, atención, emociones y actividad empresarial, han adquirido un nuevo significado en el ámbito empresarial, especialmente en el marketing. Pues esta dimensión es el eje principal del neuromarketing.

El estudiar el comportamiento del consumidor sirve de herramienta en el marketing al momento que se pretenda utilizar publicidad, imagen y posicionamiento de marcas o cualquier otro estímulo que se pretenda presentar a los potenciales compradores.

Para esto es necesario el Neuromarketing, pues con esta herramienta se puede analizar y comprender ciertos comportamientos del consumidor, se ha vuelto en una herramienta primordial en la investigación de mercados.

Los publicistas en su gran búsqueda por convencer a los clientes de que su producto es mejor que todos, no desaprovechan la oportunidad de emplear nuevos métodos, y con el neuromarketing no es la excepción.

En parte, el nacimiento de la publicidad subliminal se debe a la buena aplicación del neuromarketing. La publicidad subliminal es un tipo de publicidad en donde se utilizan ligeros estímulos audiovisuales emitidos por debajo del umbral de percepción de nuestro consciente (los vemos/escucharnos sin darnos cuenta), y por medio de estos se logra conseguir incitar o influir a los consumidores en el consumo de determinado producto.

Al tener bases de la aplicación del neuromarketing es ir un paso adelante en conocer la respuesta emocional del cliente y producir una influencia en sus decisiones de compra.

Información obtenida de la página www.diariolaprimeraperu.com, el 7 de octubre de 2012.