No pienses en un elefante, un análisis de la situación política en Estados Unidos.

No pienses en un elefante, un análisis de la situación política en Estados Unidos

George Lakoff es un reconocido lingüista y uno de los gurús del progresismo norteamericano, quien analiza la situación política de Estados Unidos en su obra No pienses en un elefante, en el que examina las dos grandes fuerzas ideológicas del país en función de sus valores y del lenguaje empleado por cada una de ellas. Desde un punto de vista claramente progresista o demócrata, este autor proporciona a los militantes y simpatizantes de este partido el llamado enmarcado, por el cual se rige la política de su país, así como un análisis bastante detallado de la situación de ambos partidos y las posibles soluciones para invertir la tendencia que ha favorecido al Partido Republicano.

Nuestra educación y valores determinan el tipo de votante seremos.
Nuestra educación y valores determinan nuestra ideología política.

Lakoff afirma que las personas votan con base en los valores con los que se identifican y no por una estrategia de marketing político como en teoría debería de ser. Lo que provoca que no sea tan importante el contenido del discurso sino la forma o el marco en el que se le presenta a la gente. Los marcos son ideas que vienen dadas en función de las palabras y pueden evocar ideas positivas o negativas, dependiendo del vocabulario que se utilice, lo que inclusive abre la posibilidad de manipular al electorado.

La influencia del Partido Republicano es más compleja de lo que pensamos.
La influencia del Partido Republicano es más compleja de lo que pensamos.

Un ejemplo del autor para demostrar esta teoría es el empleado por los republicanos cuando George Bush llegó a la Casa Blanca, que consistía en conseguir que el Senado aceptase un plan que solo beneficiaría a las clases más acomodadas y que perjudicaría al resto. Para ello utilizaron la expresión “alivio fiscal” y como menciona Lakoff: “cuando a la palabra fiscal se le añade alivio el resultado es una metáfora: los impuestos son una desgracia; la persona que los suprime es un héroe y quien quiera que intente frenarlo es un mal tipo.» Lo anterior es un ejemplo de un marco.

Otra de las ideas principales que se desprende de esta obra, es que teniendo en cuenta que los valores suelen estar ligados a la educación que ha recibido cada persona en su familia, se obtienen dos tipos de votantes: el padre estricto y el padre protector.

2 El padre estricto, el gran reto a vencer del Partido Demócrata

El padre estricto cree que el mundo es un lugar competitivo, que se tiene que regir por una serie de normas, donde solo existe el bien y el mal absoluto. También, opina que todo el mundo cuando nace es malo ya que solo quiere hacer lo que le apetece y no lo que está bien. Defiende que a medida que una persona crece y es educada en especial a través de castigos físicos, irá aceptando las normas hasta ser autosuficiente, y por lo tanto será una persona buena y de provecho. Para al padre estricto aquellos que no aprendan a aceptar las normas, serán malas personas y no serán incluidos en la sociedad, ya que no lo merecen.

Por otra parte, el padre protector cree en una educación basada en la empatía, la tolerancia y la responsabilidad. Cree que todos los niños nacen buenos y pueden hacerse mejores, y que según te comportes con tu hijo así se comportará con el entorno que lo rodea. Este padre también afirma que se puede conseguir un mundo mejor y que la manera de conseguirlo es predicando con el ejemplo. Lakoff resume este pensamiento con una cita de Gandhi: “Sé el cambio que quieres”.

El Padre Estricto VS El Padre Protector
El Padre Estricto VS El Padre Protector

Los Republicanos que conocen estas ideas saben que la figura del padre estricto empata bastante bien con su modelo de valores y llevan décadas explotándolo; desarrollando estrategias e infraestructura para llevar a cabo sus planes. Tienen presente la importancia de los marcos y cómo, usando los adecuados, se puede conseguir el voto de la gente aún yendo contra sus propios intereses.

El ala conservadora sabe que un enmarcado no es algo que se consiga de la noche a la mañana, sino que son ideas que se tienen que ir introduciendo poco a poco en la mente de las personas; para ello construyen institutos, universidades y crean becas, asegurándose así que las nuevas generaciones de estudiantes y futuros votantes activos compartan sus ideas. Pero lo más importante, es que conocen los principios de sus oponentes y desarrollan estrategias para debilitarlos.

El Partido Repúblicano ha sabido capitalizar a la juventud estadounidense.
El Partido Repúblicano ha sabido capitalizar a la juventud estadounidense.

Los Demócratas sin embargo, no poseen estos conceptos y llevan años enfrentándose a los marcos que sugieren los Republicanos, creyendo en el contenido en lugar de la forma, pero ese no es el camino, ya que como dice Lakoff al comienzo de su obra: “cuando niegas un marco, evocas el marco” y con ello no haces más que fortalecer las ideas de tu oponente. El progresismo estadounidense debe darse cuenta que sus valores son los del padre protector y empezar así a crear sus propios marcos para alcanzar sus objetivos de manera eficaz.

Comments (2)

Las politicas de venezuela hoy en dia son de un atraso perestroika ni la urss por Que Ellos capitalisan sus economia mirando al futuro de su nacion

Educacion y tecnologia para venezuela politicas serias para este pais

Comments are closed.