Open data y transparencia política

En pocas palabras, la transparencia es un término que se utiliza en la política para designar que las funciones de un gobierno se comparten de manera pública. Gracias a este accionar tanto la sociedad como los políticos se ven beneficiados, es decir que si un gobierno es transparente en cuanto a la difusión y a la muestra de información es posible que se mejoren las políticas públicas, que exista mas interacción entre el pueblo y sus representantes, e incluso se puede comprometer y responsabilizar al gobierno para fomentar la eficacia de su mandato.

Los datos abiertos (también conocido como open data) nos permiten conocer información gubernamental, utilizarla a nuestro favor y compartirla para hacerla conocida. Esta información se encuentra disponible y es accesible a todos los ciudadanos, por ejemplo, es tan sencillo como descargarlo de Internet sin la necesidad de movernos de nuestros hogares. Un punto fundamental del open data es la posibilidad que ofrece de participar, cualquier persona física tiene el permiso de reutilizar los datos hasta inclusive, distribuirlos e integrarlos con otros, si esto fuera posible.

Los datos abiertos junto con la transparencia permiten a los ciudadanos acceder a esa información de manera precisa y a todos los detalles internos, pero también es para los políticos una herramienta para generar confianza y credibilidad y es parte esencial del significado de la democracia, pues, la democracia no solo consiste en el paso de votar. Para ambas partes es eficaz la toma de decisiones en forma conjunta, ya que el político atiende las necesidades del pueblo y el ciudadano se siente escuchado y respetado.

Investigaciones y estudios realizados por profesionales del asunto han demostrado que en los países donde se practican estas disciplinas y los políticos apoyan ser transparentes con sus gestiones la eficacia del gobierno tiene progresos favorables. Pero para decir que un gobierno es abierto en cuanto a la disponibilidad de datos es importante tener en cuenta que se cumplan los siguientes requisitos: los datos deben estar completos y actualizados; procesables por máquina y no deben ser discriminatorios; no deben estar sujetos a derechos de autor y/o marcas comerciales y deben ser susceptibles a cambios futuros.

Los beneficios de estos principios son visibles: los políticos siempre necesitaran de la opinión del pueblo, del otro punto de vista y los ciudadanos procuran ser protegidos y apoyados por sus gobernantes. Este proceso bidireccional es parte de la construcción política para poder triunfar como políticos y para la sociedad tener ese acceso a los derechos que les pertenece.