¿Realmente sirve la polémica como estrategia de marketing político?

¿Realmente sirve la polémica como estrategia de marketing político?

La polémica se define como algo que provoca controversia o discusión y que despierta pasiones encontradas. El concepto viene del griego polemos que significa “guerra” y el sufijo –ico/ica que significa “perteneciente a” por lo que podemos entender que “polémico” es “perteneciente a la guerra”, lo que empata perfectamente con el sentido que le da la RAE, al definirla como un arte que enseña los ardides o artificios con que se debe atacar y defender un ideal.

En términos políticos, la polémica es una práctica muy común entre los contendientes que intentan refutar o avalar una determinada posición, como cuando un candidato hace un planteamiento que incómoda o toca fibras sensibles de la sociedad.

Nicolás Maduro y Donald Trump, sinónimos de controversia.
Nicolás Maduro y Donald Trump, sinónimos de controversia.

La polémica está vinculada con la retórica, que es la capacidad de darle al lenguaje la eficacia necesaria para persuadir o conmover. La generación de controversia considera que el discurso debe despertar una pasión o sentimiento, ya sea favorable o negativa y para que esta exista, debe de haber un tema que apasione a la gente y la lleve a defender una posición. La política es una de las esferas habituales de la polémica, al involucrar la ideología de las personas, debido a que las decisiones que se toman afectan a pueblos y comunidades enteras.

Contra lo que se pensó en un principio, el día de hoy el singular aspirante republicano a la presidencia Donald Trump se ha convertido en un serio contendiente por la presidencia de Estados Unidos, muy probablemente contra Hillary Clinton. Todo gracias a una estrategia de Marketing Político basada en la polémica, por medio de una serie de comentarios ofensivos para algunos sectores de la población, pero con los que concuerdan millones de estadounidenses conservadores.

10 Donald Trump Polémica Sentimientos Pasiones
Donald Trumo ha sabido como atraer al ala conservadora estadounidense.

Pese a estar en el centro de la polémica por sus posturas, Trump ha tenido un ascenso importante en las preferencias de los republicanos y sectores más conservadores, al lograr despuntar en las encuestas, dejando atrás a sus adversarios más cercanos, ya que de acuerdo a una encuesta nacional que realizó la Monmouth University, el empresario obtuvo 30% del apoyo de los republicanos, lo que se reflejó en un incremento de cuatro puntos porcentuales desde el primer debate público entre los aspirantes el mes pasado.

6 Donald Trump lidera encuestas partido republicano
Pero lamentablemente para el polémico aspirante, el porcentaje de potenciales votantes latinos que tiene una opinión desfavorable sobre él alcanzó un 51%, lo que supera por mucho a cualquiera de sus rivales del mismo partido.

La última encuesta de Gallup revela que sólo un 14% de los latinos encuestados mantiene una opinión favorable de Trump, en tanto que un 65% sostiene un juicio desfavorable del magnate, lo que arroja una tasa neta de rechazo de 51 puntos porcentuales.

Anteriormente ya habíamos hecho un análisis de la estrategia de Donald Trump en nuestro blog: Donald Trump, un aprendiz del Marketing Político. Donde abordamos la importancia del voto latino y cómo una estrategia más incluyente que se sustenta en una mayor proporción de los ciudadanos, es el camino más viable para ganar la presidencia.

Para concluir rescatamos una cita que puede ser considerada un fundamento del marketing y la publicidad en general:

8 “Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti y es que no hablen de ti.” -Oscar Wilde