141 NE 3rd Avenue, Suite 400, Miami FL, 33132, USA

Venezuela, unas elecciones con ganador pero sin perdedor.

Las elecciones venezolanas consagraron ganador a Hugo Chávez, lo que significa que al terminar su gobierno habrá mantenido el poder durante dos décadas. Sin embargo, la derrota de Henrique Capriles permite hacer lecturas que alejan el resultado de fracaso.
Con un registro electoral superior al 80% y un resultado escrutado en un 95,5% Chávez ganó con 7.963.061 de votos (55%) frente a los 6.426.286 de Capriles (44,39%), es decir, una amplia ventaja superior a los diez puntos.
Chávez tenía como meta ganar con 10 millones de votos en estas elecciones. Sin embargo, bajó siete puntos en relación a el resultado de 2006, elección que ganó con 7,3 millones de votos (62,84%) y obtuvo un incremento de 600.000 votos, aunque el padrón aumentó en 3 millones de votantes.
Aunque no ganó, Capriles alcanzó record histórico de votación en una elección contra Chávez, llegando cerca de los 6,5 millones de votos. Incrementó prácticamente 50% en relación a los 4,3 millones de votos que obtuvo Manuel Rosales en 2006 (36,9%)
“Paradójicamente hay dos ganadores” indicó el presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, destacando que la brecha disminuyó de 26 puntos porcentuales de 2006 a 10 en 2012.
En la historia democrática moderna de la región, el éxito de Chávez no tiene precedentes. La cuarta elección que gana, será parte de un periodo que terminará siendo de 20 años, Chávez supera el desgaste de su Gobierno. Esta victoria cuenta con la aprobación popular de su política social de misiones o programas de salud, vivienda, alimentación, entre otros que se han fortalecido con la gran cantidad de dinero que entra al país por el petróleo.
Además cuenta con el control del aparato de medios públicos y leyes que lo favorecen en cantidad de minutos en televisión y difusión de su mensaje durante la campaña.
Según el director de la encuestadora GIS XXI Jesse Chacón, quien fue ministro de Chávez, en la campaña se vió contraposición de visiones distintas: “una de comparación de modelos y otra de marketing político”. En su opinión, Chávez consiguió “la mayoría de votos” antes de la campaña.
Después de este resultado, las cosas siguen igual con el poder Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial en manos del oficialismo.
La relación que mantenga el Ejecutivo con la oposición es una interrogante aún, dependerá de cómo el bloque opositor se organice para interactuar en este nuevo panorama.
La pendiente de crecimiento se eleva más que en elecciones anteriores y la campaña demostró que la estrategia de triangular con el “chavismo” dio resultados.

Entradas Relacionadas